Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Archive for junio, 2013

Fractura de tibia espiroidea y distal en un perro de caza. Distal and espiroid tibial fracture in a hunting dog.

Las fracturas de tibia son relativamente frecuentes en la clínica diaria. El caso que nos ocupa hoy es el de un perro de caza que vuelve sin apoyar la pata después de un día de trabajo.
Realizamos varias radiografías y diagnosticamos una fractura de tibia. Con el agravamante de que se trata de una fractura muy distal y espiroidea, lo que va a complicar su reducción y fijación.

COHETE001

COHETE002

En este caso, pensamos que la mejor alternativa sería la aplicación de una placa con tornillos, poniendo varios tornillos a través de la fractura, para darle más estabilidad.
Además, hay que tener mucho cuidado de no meter ningún tornillo dentro de la articulación, ya que estamos muy cerca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Al terminar la cirugía, vemos que la reducción de la fractura es perfecta, y no hay ningún tornillo que moleste en la articulación.

cohete2003

cohete2001

La recuperación de este perro fue excelente y pudo recuperar su vida rutinaria de una forma normal. Incluso para poder cazar otra vez.

Dr. Felipe de Frutos
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura de fémur en un cachorro de 3 meses. Femur fracture in a 3 month old puppy.

Se presenta en consulta un Golden retriever de 3 meses tras haberse caido por una escalera, con una cojera total de la extremidad posterior izquierda.

Tras realizar varias radiografías, diagnosticamos una fractura espiroidea de fémur. Y le proponemos al dueño operarla para su absoluta recuperación.

FA LAT PRE
FA CC PRE001

Esta fractura tiene varias complicaciones, Primero, al tratarse de una cachorro, son huesos que tienden a romperse como si el hueso fuera una caña de bambú, es decir, en forma de espiral. Además, se trata de un hueso más blando de lo normal, por lo que hay que tener cuidado y no romperlo al manipularlo. Además, es una fractura muy proximal, por lo que tenemos un fragmento en el que va a ser difícil poner muchos tornillos. Y por último, se trata de un animal todavía en crecimiento, con lo que hay que tener en cuenta las fisis de crecimiento, para no tocarlas y que el perro pueda crecer sin problemas.

Visto todo esto, nos planteamos aplicar una placa con tornillos del 3.5 mm.

Durante la cirugía, es muy importante una correcta reducción antes de poner la placa, y para ello es necesario ayudarse de varias pinzas de sujección de fragmentos, como podéis ver.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al terminar la cirugía, vemos en la radiografía postquirúrgica que la reducción es perfecta, y que no hemos llegado a tocar las líneas de crecimiento.

FA CC001

FA LAT001

A las tres semanas, vemos que ya se empieza a ver la formación de un callo óseo y un correcto crecimiento.

fa 3 semanas
Y a los 3 meses de la cirugía, ya está completamente curada la fractura, y el hueso es de longitud normal. Además, el perro hace una vida perfectamente normal.

FA 3 meses

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →