Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Archive for agosto, 2013

Fractura mandibular múltiple en un perro, resolución mediante placa. Mandibular fracture in a dog, plate and screws resolution.

Continuamos las entradas del blog con otro caso de cirugía maxilofacial.
Nos entra en consulta otro caso remitido para valorar una fractura de mandíbula en un Schnauzer mini tras ser atacado por otro perro hace dos días.
Las radiografías nos la traen los propietarios de parte de su veterinario y se puede ver una fractura bastante proximal de la rama de la mandíbula izquierda y otra más rostral, oblícua, en la otra hemimandíbula.

antes<a href="http://www.cvelparque.es/?

Decidimos intervenirlo para su resolución quirúrgica, empezando primero por una intubación orofaringea, que nos permitirá una perfecta reducción de la fractura y una correcta oclusión dental, que es muy importante para evitar complicaciones.

attachment_id=2619″ rel=”attachment wp-att-2619″>20130814_210445

Lo primero que hacemos es poner un cerclaje intermandibular para corregir la fractura más rostral, para, a continuación, hacer un abordaje caudal de la rama de la mandíbula, levantando el masetero, para poder poner la placa.

20130814_200231

La fractura tiene la complicación de ser conminuta, con varios fragmentos, y no nos va a permitir colocar todos los tornillos de la placa, pero la colocamos haciendo un efecto puente y dejamos los fragmentos sin tocar, para que formen un callo secundario.
En el abordaje se ve una rama del nervio facial que conviene no tocar para no provocar una parálisis de la cara.
20130814_203452

En las radiografías postquirúrgicas se ve la perfecta reducción de la fractura y oclusión dental.

ROCCO001
ROCCO003

Se va para casa con una combinación de antibióticos, antiinflamatorios y dieta blanda.
A las 12 horas, ya le ofrecemos de comer y come perfectamente.
Dr. Felipe de Frutos
Clínica veterinaria el Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Hemilaminectomía para tratar una hernia discal en un perro. Intervertebral disc disease treated by a hemilaminetomy in a dog.

Uno de los problemas neurológicos más frecuentes en veterinaria es la aparición de hernias discales en determinados pacientes. Generalmente, son pacientes que tienen cierta predisposición a una degeneración temprana del disco intervertebral, lo cual provoca una ruptura del anillo fibroso y una extrusión del nucleo pulposo, saliendo una gran cantidad de material discal al espacio intramedular, provocando una compresión en la médula espinal, que dependiendo de la localización y la gravedad, provocará síntomas que van, desde el simple dolor, a que el animal se quede paralítico.
Las razas más comúnmente afectadas son el Bulldog francés, Teckel y Cocker.
Es muy importante en estos casos la rapidez con la que tratamos a estos animales, ya que cuanto antes sepamos donde está el problema y lo tratemos, más posibilidades tendremos de que el animal vuelva a caminar.
Lo primero es un buen diagnóstico y localización de la lesión, esto se hace con una buena exploración neurológica y unas determinadas pruebas de imagen, en nuestro caso, siempre hacemos una placas simples y después un TAC con contraste, que nos dice entre qué dos vértebras está la hernia y el lado de la lesión con una fiabilidad del 100%.
Copia de INFORME TINA TAC
Una vez que sabemos donde hay que operar, vamos al quirófano hacemos el abordaje, lo primero que buscamos es la apófisis articular entre las dos vértebras indicadas.

apofisis gubiagubia

Comemos esta apófisis con una pinza gubia y justo debajo empezamos el fresado. Con una fresa de alta revoloción vamos eliminando hueso de la lámina vertebral hasta que llegamos a la médula.
Éste es un momento crítico de la cirugía, ya que hay que tener mucho cuidado de no dañar la médula.

fresado primera parte
canal medular y material

Después utilizamos un intrumento especial para palpar debajo de la médula y empezar a sacar todo el material discal extruido. En la siguiente imagen se ve la hemilaminectomía terminada y la médula espinal sin comprimir al fondo, de color blanco.

hemilaminectomia

Una vez que hemos sacado todo el material herniado, cerramos la musculatura por planos y la piel.
El tiempo de recuperación varía muchísimo entre pacientes, ya que depende del grado de afectación que haya antes de operar, pero, por lo general, es una cirugía muy agradecida.
Dr. Felipe de Frutos
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de La Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →