Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Archive for octubre, 2013

Fractura de codo en Y en un Mini Pinscher de 1.5 kg. Y elbow fracture in a Mini Pinscher dog.

Presentamos un caso de una fractura de codo en un cachorro de Pinscher que se cayó desde los brazos de su propietario.
La complejidad de esta fractura reside en que se trata de una fractura articular y debe quedar perfectamente reducida para que el animal se recupere al 100 %. Además, en este caso, se han roto los dos epicóndilos del húmero, formándose lo que se llama una fractura en Y.

pre 2

pre1

Generalmente, en estos casos se resolvería poniendo un tornillo a modo de tirafondo entre los dos epicóndilos y luego una placa por medial y una aguja u otra placa por lateral. Pero aquí tenemos el problema del tamaño del animal, que no soportaría estos implantes, debido a que el hueso es extremadamente blando, y probablemente se rompería al apretar los tornillos. Y además hay que respetar las fisis de crecimiento del animal, y con una placa se quedarían bloqueados.
Visto el panorama, tenemos que utilizar sobre la marcha una técnica que nos permita reducir la fractura perfectamente sin originar más desperfectos.
Empezamos con un abordaje medial para reducir, por vía retrógrada el primer epicóndilo, utilizando una aguja centromedular. Después, abordamos por lateral y reducimos la fractura entre los dos epicóndilos fijándolos con dos agujas divergentes. Para terminar, ponemos una aguja antirotacional en el epicóndilo lateral.

post 1

post2

El resultado final es muy bueno, pero decidimos hacer un vendaje de no apoyo al animal, para evitar el fracaso de los implantes.
Al ser un animal joven, se produce una curación de manera muy rápida, a pesar de que hubo que retirar alguna aguja que migró al poco tiempo.
Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de La Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura conminuta de fémur en un perro boxer. Conminuted femur fracture in a boxer dog

En esta ocasión vamos a publicar un caso de un boxer resuelto mediante la metodología del jardinero a la hora de resolver una fractura. Esto consiste en estabilizar una fractura sin reducir todos los fragmentos de forma perfecta y dejar que la naturaleza siga su curso y reorganice el hueso para cicatrizar. Al no desvascularizar demasiado el foco de fractura, los nutrientes llegan de forma correcta para que se produzca la curación del hueso.
En este caso se trata de un boxer atropellado por un tractor hace una semana, lo cual le produjo una fractura de fémur con diferentes fragmentos.

TIGER002

TIGER004

A la hora de operar, vemos que es imposible una reducción perfecta, ya que se ha producido mucha contracción muscular y empieza a haber un callo primario.
Decidimos ser lo más conservadores posible y lo que hacemos es alinear la fractura introduciendo un clavo centro medular, ignorando los fragmentos dentro del foco de fractura. A continuación, moldeamos una placa DCP de 3.5 mm en la parte proximal y distal del hueso, y la aplicamos con diferentes tornillos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al terminar vemos que la alineación es perfecta, pero quedan los restos de fragmentos sueltos, a la espera de que suelden con el tiempo y el hueso se remodele a una forma más normal.
TIGER001

TIGER003

A los 8 meses viene a revisión para retirar la aguja y aprovechamos para hacer unas radiografías de control, en las cuales podemos comprobar la perfecta osificación del hueso en cuestión.
TIGER 8 MESES001

TIGER 8 MESES002

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →