Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Archive for diciembre, 2014

Colgajo cutáneo de la vena circunfleja para cubrir el defecto tras la resección de un tumor maligno (Fibrosarcoma).

En el siguiente caso vamos a ver cómo a veces, es necesario combinar varias terapias para conseguir el mejor resultado posible.
Se trata de un labrador de 6 años con un tumor, sarcoma de tejidos blandos, en la zona perineal, al lado del ano. Ya había sido intervenido otras veces, pero el tumor ha vuelto a salir y tiene un aspecto muy feo, ulcerado y muy grande, en este momento no hay posibilidad de operarlo con garantías, ya que probablemente volvería a aparecer en poco tiempo, como podéis ver en la foto:

antes palladia

Así pues, visto que el perro está en buen estado de salud, decidimos aplicar un tratamiento con un producto antitumoral de perros, un inhibidor de la tirosín quinasa (Palladia). Este producto lo que hace, es evitar que los vasos sanguíneos que nutren al tumor lleguen al tumor, y como consecuencia, disminuya el tamaño del mismo. Hay que decir, que es un tratamiento experimental, ya que el Palladia no está registrado para este tipo de tumores

1

En 40 días los resultados son muy buenos, el tumor se ha reducido en más de un 50 % y el perro ha ganado en calidad de vida. Con lo cual nos planteamos una resección del tumor lo más amplia posible, para intentar evitar recidivas. En las fotos se puede ver cómo ha quedado el tumor antes de la operación.

2

Empezamos la cirugía procurando dejar un margen mínimo de 2 cm entre el tumor y tejido sano, y una capa a nivel interno por debajo del tumor.
Al estar tan cerca del ano, nos vemos obligados también a retirar una glándula anal.

3

Aquí podéis ver cómo ha quedado la resección del tumor antes de empezar con el colgajo de piel.

4

Para sacar un colgajo de piel que nos permita tapar este defecto, tenemos que incidir desde la cadera hasta la rótula y dejar una anchura que nos permita cerrar sin tensiones, así aprovechamos el recorrido de la vena circunfleja profunda y que la piel con la que cerremos está bien vascularizada y cicatrice aunque la pongamos en otro sitio.

5

Ponemos la piel del colgajo sobre el defecto, comprobamos con unos cangrejos que se puede cerrar y empezamos a cerrar la piel en varias capas.

6

7

Al terminar queda el defecto completamente tapado y sin tensión, y dejamos unos drenajes para que no se acumulen líquidos los primeros días.

8

9

A los pocos días viene a retirar los puntos y observamos que el resultado es muy bueno, casi la totalidad del colgajo ha pegado, excepto una pequeña parte en una zona declive que se cierra en ese momento.

2 semanas después

Después de esto, empezamos un protocolo de quimioterapia metronómica, con Mavacoxib y Ciclofosfamida, para evitar en lo posible la recidiva de un tumor tan agresivo, como es el fibrosarcoma.

DR. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura de codo en forma de Y en un perro de raza bretón.

Se presenta de urgencia un perro de raza Bretón de 13 kg de peso tras haber sufrido una caída cazando. No apoya nada la Extremidad Anterior Derecha y le crepita la articulación del codo a la exploración.
Le sedamos para hacer radiografía, y nos encontramos con una de las fracturas más complicadas que se puedan encontrar en veterinaria.

CARETO0002

CARETO0003

Se trata de una fractura intercondilar de codo por lateral y por medial, lo que se conoce como fractura en Y. Suele ser común en estas razas de perros y nos obliga a hacer la cirugía y la reconstrucción del hueso lo más perfecta posible si queremos que el animal recupere su actividad normal.

Empezamos por el lado medial, reconstruyendo la fractura utilizando una placa de bloqueo tipo SOP para tornillos de 2.7 mm. Esta placa nos aporta una mayor estabilidad y rigidez a la fractura, y además se adapta al hueso como queramos.
Antes de poner la placa, reducimos temporalmente la fractura mediante la colocación de dos agujas cruzadas.

1

2

3

El abordaje en esta zona es muy delicada, ya que tenemos que abordar entre dos nervios muy importantes que tenemos que respetar (mediano y cubital) como veis en la siguiente foto.

4

Una vez hecha esta parte de la fractura, abordamos por lateral, y actuamos como si fuera una fractura del epicóndilo lateral del codo, poniendo un tornillo de compresión interfragmentaria del 3.5 mm y una aguja antirotacional.

5

El resultado final es perfecto, la reducción es absolutamente anatómica y el rango de movimiento de la articulación es total.

CARETO0001

CARETO0000

Sólo falta que en el post operatorio no haya ningún problema, de hecho, le ponemos un vendaje de no apoyo de la extremidad durante 20 días, este vendaje impide que el animal apoye la pata, pero no inmoviliza la articulación del codo, con lo que puede rehabilitarse desde el principio.

6

Dr. Felipe de Frutos Pachón.
Clinica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →