Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Archive for enero, 2015

Fractura patológica de tibia con contractura de músculos gastronemios y tendón de aquiles.

Posiblemente el reto quirúrgico más espectacular que hayamos operado nunca en la clínica. Es un caso largo que requirió 4 cirugías en 5 meses de trabajo, pero era un caso muy especial. Vamos a tratar de resumir:
Llega a consulta una perra mestizo de caza, de un año de edad, que ha sido operada varias veces, en otro centro, de una fractura de tibia, que ha tenido varias complicaciones, a nosotros nos llega sin apoyo de la extremidad y una contractura que no le deja doblar el tarso para apoyar la planta de los dedos, os pongo un vídeo para que os hagáis una idea de lo que era:

Ésto que veis, es lo máximo que puede llegar a flexionar la pata.

principio

Al hacerle radiografía, vemos que tiene una placa con tornillos en la tibia, pero muy poco hueso, además, la placa se ve a través de la piel, por lo que es necesario quitarla.

LAIKA1

LAIKA2

La primera cirugía consiste en quitar esa placa, para preparar el hueso y hacer una artrodesis en la articulación en una segunda cirugía.

La placa sale sin dificultad, pero al día siguiente, debido a que el hueso estaba sobreprotegido por la placa y muy débil, se parte la tibia, lo que cambia el planteamiento de la siguiente cirugía.

laika3

LAIKA4

Segunda cirugía: Consta de varias partes, en un primer tiempo, tenemos que hacer un alargamiento del tendón de Aquiles, para que la articulación pueda doblarse en un grado normal.
La segunda parte consiste en reparar la fractura de tibia y hacer la artrodesis, o fusión de la articulación en un mismo tiempo.
Para ello utilizamos una placa especial hecha a medida, con la forma de la pata y que nos permite operar todo de una vez.

1

Para que el hueso suelde mejor, aplicamos en la fractura un producto, llamado Truscient, que son unas proteínas recombinantes que ayudan al hueso a soldar más rápido y mejor:

2

Antes de cerrar, suturamos de nuevo el tendón de Aquiles, pero ahora un poco más largo.

3

Éste es el resultado final de la segunda cirugía.

LAYKA6

LAYKA5

La perra empieza a apoyar bastante pronto, pero surge otro problema, debido a la contractura crónica que ya sufría, los tendones flexores de los dedos no permiten que apoye con la palma de los dedos, sino con el dorso, produciendo heridas y dolor.

4

Así que nos vemos obligados a hacer una tercera cirugía, en la cual, lo que hacemos, es cortar todos los tendones flexores de los dedos, lo que permite que los dedos se puedan estirar y apoyar connormalidad.

6

7

Aquí podéis ver el resultado al final de la cirugía.

8

La perra empieza a apoyar mucho mejor, pero surge otra complicación, después de 2 meses, la piel se empieza a abrir y parte de la placa queda al aire, así que hay que retirar la placa, pero es muy pronto y se puede volver a partir el hueso, así que hacemos una cuarta cirugía, en la cual, cambiamos la placa por un fijador externo transarticular, que soporte la consolidación de la fractura y de la artrodesis al menos 6 semanas más.

2

3

Según va pasando el tiempo la perra va apoyando cada vez mejor, así que vamos retirando las agujas del fijador progresivamente:

laika al mes0000

fin

Hasta que llega un día, 5 meses después, que retiramos todos los implantes del hueso y la perra empieza a caminar utilizando las cuatro patas de forma bastante normal, como podéis ver en el siguiente vídeo:

Agradecer a los propietarios la paciencia y su colaboración en este caso, y le deseamos que, a partir de ahora, la perrita tenga una buena y larga vida.

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →