Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Archive for agosto, 2017

Tratamiento displasia de codo en un pastor alemán.

La displasia de codo es una de las causas más comunes de cojeras del miembro anterior en animales de gran talla. Es un problema con causas múltiples y que empieza a molestar desde bastante jóvenes, con lo que cuanto antes empecemos con el tratamiento, mejor pronóstico tendremos.

Suele ser debido a 4 patologías distintas:

  • No Unión de proceso Ancóneo.
  • OCD de epicóndilo medial del húmero.
  • Incongruencia articular.
  • Fragmentación de proceso coronoides.

Precisamente de ésta última es de la que vamos a hablar utilizando un caso clínico, ya que es la más frecuente con diferencia.

Se presenta en consulta una perra de raza Pastor alemán de 8 meses con una cojera de la EAD desde hace 2 meses, a la exploración presenta dolor articular en los dos codos, así como un derrame sinovial en los dos codos.

Primero realizamos una radiografías simples, en las que vemos una esclerosis subcondral en la zona del coronoides y una ligera incongruencia articular.

Después, realizamos un estudio con TAC, que es la prueba más sensible para esta enfermedad, que evidencia una fragmentación de ambos procesos coronoides y desgaste del cartílago articular en el epicóndilo medial.

 

Para tratarlo, hacemos una artroscopia para extraer el proceso coronoides y limpiar la articulación, con esto vamos a conseguir que el fragmento deje de molestar dentro de la articulación y que se detenga parcialmente el desgaste del cartílago. Como podéis ver en el siguiente vídeo.

Podéis ver el fragmento extraído en diferentes trozos aquí:

 

Lo último es realizar una osteotomía proximal oblicua en el cúbito, con la función de aliviar la presión en el compartimento medial del  codo y favorecer una mejor congruencia articular en el codo. Esto es algo que sólo se debe hacer en animales muy jóvenes y siempre después de haber hecho una artroscopia para evaluar el cartílago.

Gracias a todos estos procedimientos, si los realizamos en un animal joven, conseguiremos detener el proceso degenerativo de la articulación a largo plazo y una buena calidad de vida para nuestro paciente. Justo después de la operación, recomendamos un periodo de reposo de en torno a 1 mes, antes de hacer lo mismo en la otra extremidad si fuera bilateral.

DR. Felipe de Frutos.

Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

 

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →