Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Avulsión del músculo gastrocnemio y de la fabela lateral en un gato.

Se presenta en consulta una gatita de 8 años que tiene una vida indoor-outdoor. Tras volver de un paseo, la gata tiene una marcha plantígrada en la Extremidad Posterior Derecha.
En la exploración notamos que la zona del gemelo está muy inflamada y edematosa, y notamos que el tarso se dobla completamente en flexión, de la misma manera que cuando tenemos una lesión del tendón de Aquiles.
Al hacer unas radiografías laterales de la rodilla en cuestión vemos perfectamente el problema:

Efectivamente tenemos una avulsión de la fabela latera, que es el punto de inserción del origen del músculo gastrocnemio, el cual es parte del tendón de Aquiles, así que, al estar éste avulsionado, el tendón de Aquiles es ineficiente y se produce el plantigradismo. Como se ve en este vídeo:

Para reparar esta lesión, tenemos varias alternativas, siendo la de poner un tornillo con una arandela la más utilizada, pero es algo que en un gato no me daba demasiada confianza, así que, mirando en un libro de problemas del musculoesquelético, decidimos variar la técnica y hacer la siguiente:

  • Dos perforaciones en el fémur distal perpendiculares al hueso, de craneal a caudal y paralelas entre ellas.

  • Realizar una sutura de músculos tipo Kesler en el vientre muscular del gastrocnemio con una sutura de nylon del 0.

dav

  • Pasar los cabos de la sutura a través de los túneles que hemos perforado en el fémur y anudar, de tal manera que se reinserta el músculo en su origen. Además pongo un vídeo en modo resumen.

 

 

 

  • Para dar un poco más de soporte, añadimos una aguja que  clava la fabela al fémur.

dav

  • Terminamos utilizando un fijador externo transarticular en el tarso durante 3 semanas, para evitar que haya tensiones en el tendón de Aquiles mientras el músculo se vuelve a insertar.

Pasadas unas semanas, retiramos el fijador y ponemos un vendaje blando para que se vaya adaptando a la nueva situación, y terminamos retirando todo a las 6 semanas, para entonces, la gata ya apoya perfectamente, como se ve en el siguiente vídeo

Dr. Felipe de Frutos. Clínica Veterinaria El Parque.

Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.