Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Fractura oblicua de tibia en una cachorra de labrador de 4 meses.

Las fractura en los cachorros se suelen caracterizar por ser muy oblicuas, ya que al ser huesos muy blandos, tienden a romperse como si fueran una caña de bambú o un tallo verde.

Esto puede complicar mucho su resolución a la hora de poner los implantes sobre el hueso, ya que nos dejan muy poco sitio para trabajar. Como nos pasó en el caso de la siguiente cachorrita de 4 meses a la que se le cayó un madero sobre su pata, las radiografías dejan claro que hay una fractura muy oblicua de tibia:

 

Durante la cirugía, después de reducir la fractura, utilizamos dos tornillos de compresión entre los dos fragmentos para aportar más estabilidad y rigidez al sistema de fijación.

Después aplicamos una placa de bloqueo para tornillos de 2.4 – 2.7 mm para fijar el hueso, esta placa nos ayuda en este caso ya que en la zona más cercana a la línea de fractura puedo utilizar tornillos más finos, para dañar menos el hueso, y en las zonas más separadas de la fractura, tornillos más robustos. Hay que procurar no tocar las líneas de crecimiento, lo que complica un poco más la resolución de estas fracturas.

El resultado final es muy satisfactorio.

 

A los 21 días de la intervención, revisamos al animal para hacer unas radiografías de control, y vemos que el hueso está perfectamente consolidado. de hecho, en las radiografías se observa como el perro ha seguido creciendo, ya que las líneas de crecimiento no se tocaron durante la cirugía.

También es normal en cachorros ese sobrecrecimiento del hueso sobre los implantes, que nos da una mayor robustez al callo óseo. La perrita ya hace vida completamente normal.

Dr. Felipe de Frutos
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Tratamiento displasia de codo en un pastor alemán.

La displasia de codo es una de las causas más comunes de cojeras del miembro anterior en animales de gran talla. Es un problema con causas múltiples y que empieza a molestar desde bastante jóvenes, con lo que cuanto antes empecemos con el tratamiento, mejor pronóstico tendremos.

Suele ser debido a 4 patologías distintas:

  • No Unión de proceso Ancóneo.
  • OCD de epicóndilo medial del húmero.
  • Incongruencia articular.
  • Fragmentación de proceso coronoides.

Precisamente de ésta última es de la que vamos a hablar utilizando un caso clínico, ya que es la más frecuente con diferencia.

Se presenta en consulta una perra de raza Pastor alemán de 8 meses con una cojera de la EAD desde hace 2 meses, a la exploración presenta dolor articular en los dos codos, así como un derrame sinovial en los dos codos.

Primero realizamos una radiografías simples, en las que vemos una esclerosis subcondral en la zona del coronoides y una ligera incongruencia articular.

Después, realizamos un estudio con TAC, que es la prueba más sensible para esta enfermedad, que evidencia una fragmentación de ambos procesos coronoides y desgaste del cartílago articular en el epicóndilo medial.

 

Para tratarlo, hacemos una artroscopia para extraer el proceso coronoides y limpiar la articulación, con esto vamos a conseguir que el fragmento deje de molestar dentro de la articulación y que se detenga parcialmente el desgaste del cartílago. Como podéis ver en el siguiente vídeo.

Podéis ver el fragmento extraído en diferentes trozos aquí:

 

Lo último es realizar una osteotomía proximal oblicua en el cúbito, con la función de aliviar la presión en el compartimento medial del  codo y favorecer una mejor congruencia articular en el codo. Esto es algo que sólo se debe hacer en animales muy jóvenes y siempre después de haber hecho una artroscopia para evaluar el cartílago.

Gracias a todos estos procedimientos, si los realizamos en un animal joven, conseguiremos detener el proceso degenerativo de la articulación a largo plazo y una buena calidad de vida para nuestro paciente. Justo después de la operación, recomendamos un periodo de reposo de en torno a 1 mes, antes de hacer lo mismo en la otra extremidad si fuera bilateral.

DR. Felipe de Frutos.

Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

 

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura distal de tibia en un gatito.

Caso complejo de una fractura de tibia en un gatito, con la complicación de que la fractura es muy distal y oblicua, lo cual nos va a obligar a utilizar implantes especiales para dejarlo perfecto.

Las radiografías previas nos muestran claramente cual es el problema.

Lo primero que hacemos es comprobar cuántos tornillos podemos poner en el fragmento distal sin entrar en la articulación. Tenemos muy poquito espacio.

Para aportar más estabilidad ponemos un tornillo a compresión interfragmentaria entre los dos fragmentos de la fractura.

Para estabilizar la fractura, usamos una placa Beta para fracturas distales con tornillos bloqueados. esta placa nos va a permitir poner un tornillo no bloqueado, el más distal, el cual podemos orientar para que no entre en la articulación, y otro tornillo bloqueado, más cercano a la fractura, que nos aporta mucha estabilidad y soporte.

Los tornillos proximales son una combinación de no bloqueados con bloqueados.

El resultado final es muy bueno y nos permite que el gato empiece a apoyar muy pronto y hemos resuelto el problema de la falta de espacio utilizando un implante especializado para este tipo de fracturas.

Dr. Felipe de Frutos. Clínica Veterinaria El Parque.

Talavera de la Reina

 

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Congreso AMVAC sobre Traumatología y Neurología Veterinaria

Congreso AMVAC sobre Traumatología y Neurología Veterinaria

Nuestros veterinarios Felipe de Frutos y Teresa Pereira han asistido en Madrid a la edición número 34 del Congreso de AMVAC, Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, que en esta ocasión ha abordado la temática de la Medicina y Cirugía del sistema muscoesquelético y sistema nervioso de nuestras mascotas.

Nuestros veterinarios han participado activamente en este encuentro profesional, aprendiendo muchas cosas interesantes sobre traumatología y neurología.

La formación continua es importantísima en nuestra profesión para mantenernos actualizados por nuestros pacientes.

Posted in: Noticias

Leave a Comment (0) →

Queratectomía en rejilla y diamond burr en una úlcera indolente.

Queratectomía en rejilla y diamond burr en una úlcera indolente.

 

Las úlceras indolentes son bastante comunes en los perros y se caracterizan por no curar con los tratamientos tradicionales de gotas y colirios.

El problema es que el epitelio no está adherido al estroma de la córnea y no se cura hasta que se opera.

En la operación lo que se hace es desbridar el epitelio que está suelto en la córnea con una fresa de diamante llamada diamond burr para, a continuación, rallar la córnea con una aguja  de 25 G haciendo una queratectomía en rejilla, gracias a esto, al volverse a formar el epitelio, ya cicatrizará pegándose a la córnea y solucionando el problema.

Al terminar la cirugía, nosotros cubrimos la córnea con un colgajo de tercer párpado, ya que la tasa de recidiva en nuestra experiencia es menor que si no la cubrimos.

Os dejamos un vídeo de cómo realizar la técnica:

Dra. Teresa Pereira-Espinel.

Clínica El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Medidor de Presión Arterial Veterinario

Medidor de Presión Arterial Veterinario

El medidor de presión arterial veterinario es la nueva tecnología de alta precisión que Clínica Veterinaria El Parque ha incluido en su equipamiento veterinario.

Con esta nueva maquinaria podemos, de manera rápida, cómoda, fiable y muy sencilla, conseguir información de los siguientes valores:
• Presión arterial sistólica
• Presión arterial diastólica
• Presión arterial media
• Pulsaciones por minuto (PPM)

Es muy importante mirar la presión arterial de nuestras mascotas porque nos puede ayudar a diagnosticar enfermedades que provocan hipertensión, además de controlarla, ya que tanto una presión alta como una baja puede producir secuelas fatales en nuestros animales.

 

 

Posted in: Noticias

Leave a Comment (0) →

Cirugía de nivelación de meseta tibial (TWO) en un Yorkshire (ángulo de 43º).

Hay veces que podemos tener una rotura de ligamentos cruzados debido a una mala conformación de la rodilla asociada a un mal desarrollo durante el crecimiento. Se puede producir un excesivo ángulo de meseta tibial y eso te predispone a la rotura del ligamento cruzado craneal.
En el caso que ponemos, es muy evidente, se ve en la radiografía un ángulo de unos 43 grados, cuando lo normal es que sea unos 22.

Lo que hay que hacer en estos casos es una cirugía de nivelación de la meseta tibial (TWO), es decir, cortar una cuña de hueso para que el ángulo final sea de 4-5 grados, y con esto conseguimos que la rodilla se estabilice.

Para ello utilizamos una plantilla de corte con los grados que queremos cortar y una placa especial de bloqueo, que nos han hecho a medida del paciente.

Primero fijamos la plantilla al hueso con dos agujas en el lugar exacto donde queremos hacer el corte, y sacamos una cuña de hueso con la misma angulación que planeábamos.

A continuación reducimos temporalmente la osteotomía con una aguja y ponemos la placa con tornillos para estabilizar el corte.

Cuando acabamos la cirugía, podemos observar que hemos conseguido nivelar la meseta tibial de una manera muy satisfactoria y la evolución del animal es muy buena.

Se trata de una cirugía mucho más compleja de realizar que las típicas de ligamento cruzado, pero no se puede hacer otra cosa, ya que cualquier otra técnica sería un fracaso.

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria EL Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Hemilaminectomía por hernia discal en un perro.

Hemilaminectomía por hernia discal en un perro.

La cirugía de columna es un tipo de cirugía que se está haciendo cada vez más habitual en nuestra clínica, prácticamente todas las semanas operamos perros con problemas en su columna, lo más habitual es la hernia discal.
Generalmente suelen ser perros que aparecen paralíticos de las patas traseras de una forma muy repentina, las razas más frecuentes son los Teckel, Bulldog, cockers y cruces de éstos.

Es muy importante un rápido diagnóstico para tener más éxito con la cirugía, así que, una vez explorado el animal para saber en qué segmento vertebral se encuentra la lesión, el uso del TAC es imprescindible, ya que nos dirá de forma muy precisa entre qué dos vértebras se encuentra la lesión y por qué lado acceder. El Tac lo hacemos bajo anestesia general y se tarda unos 10 minutos en hacerlo, como mucho.

20161201_115723

 

Un vez realizado el estudio de TAC, toca interpretarlo, y ahí podemos hacer varias reconstrucciones que nos facilitan mucho la tarea antes de la cirugía, como podéis ver en la siguiente imagen:

20161223_114825_HDR

20161223_115300_HDR
Reconstrucción en 3D donde se ve la hernia.

 

La cirugía consiste en descomprimir la médula espinal haciendo un agujero a la vértebra por donde sacar el material discal que estaba comprimiendo, es lo que llamamos hemilaminectomía. Primero nos comemos las apófisis articulares de las dos vértebras que vamos a operar.

20160205_111125

20161223_112147

A continuación empezamos a fresar con un motor de alta velocidad con mucho cuidado, y cuando llegamos a la última córical del hueso, utilizamos una pinza de Kerrison para comer el hueso que queda con más seguridad.

20161125_195343

Antes de retirar el material herniado

20161125_200231

Después de retirar el material herniado

Un vez que se visualiza la médula, hay que retirar el material discal con mucho cuidado de no lesionar la médula, o las raíces nerviosas o los vasos sanguíneos, aquí podéis ver el material retirado.

20161223_113431

Se cierra la musculatura después de lavar y controlar el sangrado y se despierta al animal, al cual le vamos a mantener ingresado durante al menos 24 horas para controlar el dolor e iniciar su recuperación.

Dependiendo de como llegaran antes de la cirugía la recuperación puede ser más o menos rápida, aquí podéis ver un vídeo de un perro caminando 10 días después de operar:

www.youtube.com/watch?v=dv_HPr0bvUo&feature=youtu.be

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura de húmero en un gato. Fijador externo Tie-in.

Fractura de húmero en un gato. Fijador externo Tie-in.

Cuando tenemos fracturas de huesos no todo se resuelve poniendo placas y tornillos, hay veces que, por las circunstancias, tenemos que utilizar otros medios de fijación para estabilizar las fracturas.

Es el caso de un gatito joven, de 5 meses que se quedó metido dentro del motor de un coche y al arrancar se fracturó el húmero, como se ve en las radiografías.

PELUCHIN0003 PELUCHIN0002

 

 

Por temas económicos se decidió utilizar un fijador externo, en este caso tipo Tie-in, es decir, primero introducimos un clavo centro medular para alinear la fractura y luego añadimos varias agujas roscadas por craneal y distal para dar más estabilidad a la fractura y las conectamos al clavo centro medular. Al terminar la cirugía se protege con un vendaje el sistema para evitar que se lesione el animal.
20160817_125132
El abordaje ha de ser muy cuidadoso, ya que el nervio radial pasa muy pegado al hueso y no hay que dañarlo, como se ve en la imagen.
20160817_121713
El resultado final es perfecto, y el gato puede utilizar la extremidad al día siguiente.

 

PELUCHIN0000

PELUCHIN0001
Es muy importante mantener un reposo estricto hasta la completa cicatrización del hueso, que suele ser a las 5-6 semanas, momento en el cual aprovechamos para retirar las agujas.
PELUCHIN0000 (2)

PELUCHIN0001 (2)
Dr. Felipe de Frutos pachón.

Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina.

 

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Rotura de ligamento cruzado y colateral medial en la rodilla de un gato.

Rotura de ligamento cruzado y colateral medial en la rodilla de un gato.

El caso que presentamos es uno muy poco frecuente, ya que, aunque la rotura de ligamentos cruzados en el perro es muy frecuente, en el gato es casi anecdótica, y si además, se combina con una rotura de ligamento colateral medial, es complicado encontrar algo en la bibliografía que nos pueda ayudar.
Pues bien, justo eso es lo que nos encontramos con este gatito, imaginamos que por un problema traumático, ya que la extremidad presentaba un gran hematoma.
Al sedarlo nos dimos cuenta de la gran inestabilidad existente en la rodilla, con un signo del cajón positivo y un signo de bostezo lateral, además se vio confirmado por las siguientes radiografías:

PAVA0004

PAVA0003

PAVA0002

Para resolverlo, lo primero que hacemos es identificar el ligamento colateral roto para suturarlo en la medida de lo posible y luego insertamos un bone anchor y un tornillo de titanio justo en los puntos de origen de dicho ligamento, para, a continuación, pasar una Nylon con un crimp para sustituir al ligamento roto y dar estabilidad.

20161011_104911

20161011_104906

20161011_110410

Luego pasamos a reparar el ligamento cruzado, para lo cual realizamos una técnica extracapsular utilizando otro nylon con crimp y anclándolo a la fabela lateral del músculo gastronemio y a la tuberosidad tibial.

Al terminar la cirugía la rodilla es perfectamente estable, y en la radiografía se puede ver que la rodilla está perfectamente reparada.

PAVA0000

PAVA0001

Recomendamos a los propietarios reposo absoluto del animal, y, en una primera revisión telefónica alos 15 días, nos comentan que el animal apoya desde el día siguiente de la cirugía y cada vez cojea mucho menos.

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →
Page 1 of 8 12345...»