Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Hemilaminectomía por hernia discal en un perro.

Hemilaminectomía por hernia discal en un perro.

La cirugía de columna es un tipo de cirugía que se está haciendo cada vez más habitual en nuestra clínica, prácticamente todas las semanas operamos perros con problemas en su columna, lo más habitual es la hernia discal.
Generalmente suelen ser perros que aparecen paralíticos de las patas traseras de una forma muy repentina, las razas más frecuentes son los Teckel, Bulldog, cockers y cruces de éstos.

Es muy importante un rápido diagnóstico para tener más éxito con la cirugía, así que, una vez explorado el animal para saber en qué segmento vertebral se encuentra la lesión, el uso del TAC es imprescindible, ya que nos dirá de forma muy precisa entre qué dos vértebras se encuentra la lesión y por qué lado acceder. El Tac lo hacemos bajo anestesia general y se tarda unos 10 minutos en hacerlo, como mucho.

20161201_115723

 

Un vez realizado el estudio de TAC, toca interpretarlo, y ahí podemos hacer varias reconstrucciones que nos facilitan mucho la tarea antes de la cirugía, como podéis ver en la siguiente imagen:

20161223_114825_HDR

20161223_115300_HDR
Reconstrucción en 3D donde se ve la hernia.

 

La cirugía consiste en descomprimir la médula espinal haciendo un agujero a la vértebra por donde sacar el material discal que estaba comprimiendo, es lo que llamamos hemilaminectomía. Primero nos comemos las apófisis articulares de las dos vértebras que vamos a operar.

20160205_111125

20161223_112147

A continuación empezamos a fresar con un motor de alta velocidad con mucho cuidado, y cuando llegamos a la última córical del hueso, utilizamos una pinza de Kerrison para comer el hueso que queda con más seguridad.

20161125_195343

Antes de retirar el material herniado

20161125_200231

Después de retirar el material herniado

Un vez que se visualiza la médula, hay que retirar el material discal con mucho cuidado de no lesionar la médula, o las raíces nerviosas o los vasos sanguíneos, aquí podéis ver el material retirado.

20161223_113431

Se cierra la musculatura después de lavar y controlar el sangrado y se despierta al animal, al cual le vamos a mantener ingresado durante al menos 24 horas para controlar el dolor e iniciar su recuperación.

Dependiendo de como llegaran antes de la cirugía la recuperación puede ser más o menos rápida, aquí podéis ver un vídeo de un perro caminando 10 días después de operar:

www.youtube.com/watch?v=dv_HPr0bvUo&feature=youtu.be

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.