Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Nivelación de meseta tibial (TWO), para la resolución de Rotura de ligamento cruzado anterior en perros. Estandarización de la técnica.

Llevamos un tiempo trabajando en estandarizar y en hacer más reproducible una técnica para la resolución de la rotura de ligamento cruzado anterior en perros, la TWO.

La TWO (tibial wedge ostectomy) es una técnica que lo que hace es nivelar la meseta tibial, cortando una cuña de hueso en la tibia proximal, esta cuña debe tener los grados necesarios para producir la nivelación. Generalmente, el ángulo final debe ser de entre 0 y 5 grados, es decir, que si un perro tiene un ángulo de meseta tibial de 23 º, habría que quitar unos 19-20 º.

Hasta ahora, esta técnica siempre se había hecho un poco “a ojo”, y nuestro interés es el de intentar hacer la técnica lo más reproducible posible, es decir, siempre igual y siguiendo unos pasos prefijados.

Lo primero ha sido conseguir un tipo de placa hecha para esta técnica, con Beta Ingeniería hemos conseguido una placa de bloqueo, premoldeada y con los agujeros dirigidos para que los tornillos no se metan en la articulación. Así es mucho más fácil.

dav

dav

Para realizar la técnica, posicionamos al paciente en decúbito lateral, con la tibia posicionada sobre la mesa en paralelo a ella para hacer el abordaje por medial. El abordaje es el clásico de esta zona, abrimos piel y separamos el Pes Anserinus, hasta localizar el ligamento colatral medial. Desperiostizamos el hueso y empezamos a trabajar.

Después utilizamos un JIG, que es un aparato que permite mantener la posición del hueso una vez que lo hemos cortado, y además permite vascular el hueso para reducirlo en su posición deseada, sin que haya un desvío del hueso y la extremidad se quede torcida o rotada. Esto es  muy importante, sobre todo en perros muy grandes, ya que una leve rotación, puede ser muy visible en el animal

A continuación, calculamos dónde hacer el corte en cuña, siempre lo más proximal posible, para ello presentamos la placa en la zona proximal de la tibia, y, como la tenemos premoldeada, se adapta perfectamente, un poco más abajo hacemos nuestra marca para realizar el corte. Para el corte, utilizamos unas plantillas que se fijan al hueso con agujas, que van de manera perpendicular al hueso, estas plantillas tienen los grados que deseamos cortar, y como son muy gruesas, permiten que la sierra corte de manera perpendicular al hueso, evitando que la cuña tenga más grados en un lado que en otro. es decir, que los cortes de la cuña sean paralelos entre sí.

dav

Se retira la cuña de hueso que hemos cortado y el hueso se mantiene en su sitio gracias al JIG, así que sabemos que el hueso no se queda torcido al reducirlo, para reducirlo, aprovechamos un cerclaje por craneal que vamos apretando poco a poco, mientras que se libera un extremo del JIG, cuando queda reducido, lo volvemos a apretar.

Una vez reducimos, ponemos la placa sobre el hueso, la cual encaja perfectamente y lo único que hay que hacer es ir poniendo los tornillos.

Cerramos por planos y hacemos las radiografías, para ver el resultado de la nivelación.

La idea es seguir trabajando para que esta técnica se haga lo más estándar posible y eliminar todo componente de improvisación, ya que los resultados clínicos en los pacientes son estupendos, como se puede ver en el siguiente vídeo, de un perro operado a las 6 semanas de la intervención.

Dr. Felipe de Frutos. Clínica Veterinaria el Parque.

Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.