Artroscopia

Es una técnica relativamente reciente en medicina veterinaria, y aporta muchas ventajas con respecto a la cirugía tradicional, tanto para el diagnóstico como para la resolución de numerosos problemas articulares.

Lo más habitual es la artroscopia de codo y de hombro, y nos sirve para diagnosticar y tratar problemas como la displasia de codo, fragmentación de proceso coronoides, osteocondritis disecante (OCD), inestabilidad medial de hombro, etc.

Las principales ventajas radican en el tiempo de recuperación postquirúrgica, que suele ser mucho más rápido que con la cirugía tradicional. Desgraciadamente es una técnica que aún cuenta con limitaciones en nuestro campo y hay mucho por mejorar y descubrir.

Video fragmentación de proceso coronoides en un labrador

 

artroscopia-video