Displasia de cadera

Se trata de una enfermedad hereditaria y transmisible genéticamente, que se suele dar en razas como  el pastor alemán, labradores, mastín, rottweiler, etc. Suele empezar a dar problemas a partir de los 7-8 meses de edad del cachorro, y es muy importante la detección precoz de la enfermedad, así como la buena selección de los progenitores para la cría.

En le caso de que nuestro cachorro ya tenga la enfermedad, podemos darle un tratamiento médico o conservador, y si éste no funciona, pensar en un tratamiento quirúrgico. En este caso, cuanto antes hagamos la cirugía mejor pronóstico va a tener nuestro perro a largo plazo, ya que estamos hablando de que tenga una calidad de vida muy buena toda su vida.

Si lo que queremos es prevenir, es muy importante realizar radiografías preventivas de Displasia de cadera a nuestros perros si son de una raza predispuesta. Además, en nuestra clínica ofrecemos la posibilidad de realizar un Test Genético a nuestros labradores, mediante una muestra de sangre, es lo que se llama el Dysgen, y nos predice la capacidad de tener y transmitir la enfermedad a la descendencia.

Displasia en Terranova

Displasia en Terranova