Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Posts Tagged hernia discal perro

Hemilaminectomía por hernia discal en un perro.

Hemilaminectomía por hernia discal en un perro.

La cirugía de columna es un tipo de cirugía que se está haciendo cada vez más habitual en nuestra clínica, prácticamente todas las semanas operamos perros con problemas en su columna, lo más habitual es la hernia discal.
Generalmente suelen ser perros que aparecen paralíticos de las patas traseras de una forma muy repentina, las razas más frecuentes son los Teckel, Bulldog, cockers y cruces de éstos.

Es muy importante un rápido diagnóstico para tener más éxito con la cirugía, así que, una vez explorado el animal para saber en qué segmento vertebral se encuentra la lesión, el uso del TAC es imprescindible, ya que nos dirá de forma muy precisa entre qué dos vértebras se encuentra la lesión y por qué lado acceder. El Tac lo hacemos bajo anestesia general y se tarda unos 10 minutos en hacerlo, como mucho.

20161201_115723

 

Un vez realizado el estudio de TAC, toca interpretarlo, y ahí podemos hacer varias reconstrucciones que nos facilitan mucho la tarea antes de la cirugía, como podéis ver en la siguiente imagen:

20161223_114825_HDR

20161223_115300_HDR
Reconstrucción en 3D donde se ve la hernia.

 

La cirugía consiste en descomprimir la médula espinal haciendo un agujero a la vértebra por donde sacar el material discal que estaba comprimiendo, es lo que llamamos hemilaminectomía. Primero nos comemos las apófisis articulares de las dos vértebras que vamos a operar.

20160205_111125

20161223_112147

A continuación empezamos a fresar con un motor de alta velocidad con mucho cuidado, y cuando llegamos a la última córical del hueso, utilizamos una pinza de Kerrison para comer el hueso que queda con más seguridad.

20161125_195343

Antes de retirar el material herniado

20161125_200231

Después de retirar el material herniado

Un vez que se visualiza la médula, hay que retirar el material discal con mucho cuidado de no lesionar la médula, o las raíces nerviosas o los vasos sanguíneos, aquí podéis ver el material retirado.

20161223_113431

Se cierra la musculatura después de lavar y controlar el sangrado y se despierta al animal, al cual le vamos a mantener ingresado durante al menos 24 horas para controlar el dolor e iniciar su recuperación.

Dependiendo de como llegaran antes de la cirugía la recuperación puede ser más o menos rápida, aquí podéis ver un vídeo de un perro caminando 10 días después de operar:

www.youtube.com/watch?v=dv_HPr0bvUo&feature=youtu.be

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Hernia discal en un perro paralítico. L2-L3 izquierda

Publicamos la operación de un perro cruce de Beagle de 4 años de edad que vino paralítico a la clínica, con una paraparesia no ambulatoria, desde hacía 5 días y que no había respondido a un tratamiento conservador con antiinflamatorios.

DSC_2379

En la consulta constatamos que tiene sensibilidad profunda y le mandamos a hacer un TAC para detectar la localización de la compresión medular.
Los resultados del TAC llegan con la información de una hernia discal de gran tamaño a nivel de L2-L3 por el lado izquierdo.
En estas imágenes se ve primero la médula sin hernia, todo de color negro, y en la siguiente, se ve la hernia comprimiendo la médula, la hernia es de color blanco.

Willy2609-177Willy2609-189

Procedemos a operar al perro lo antes posible y extraemos todo el material discal que estaba extruido comprimiendo la médula, os lo explico en las diferentes fases de la cirugía:

DSC_2383

DSC_2385

Abordaje a la columna e inicio del fresado entre las dos vértebras.

DSC_2388

Una vez terminado el fresado de la columna y eliminado la lámina, podemos ver la médula espinal, de color blanco, y todo el material discal extruido justo por delante, de color rojo.

DSC_2389

El material discal que comprimía una vez que lo hemos extraido, atención al tamaño de los fragmentos de disco intervertebral, casi sale entero.

DSC_2394

La médula una vez descomprimida, limpia y todo blanquita.

DSC_2395

Al principio de la entrada os ponemos un pequeño vídeo del proceso de extracción del disco extruido. Es decir, con un instrumento romo , vamos sacando restos de discos que están pegados a la médula espinal

La recuperación del perro fue perfecta, y ya a la semana de la operación está empezando a dar sus primeros pasos, con habéis podido ver en Facebook. De momento sigue con la rehabilitación, a ver si recupera del todo.

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. (Talavera de la Reina)

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura de columna en un Yorkshire resuelta con placas tipo SOP.

Las fracturas de columna no son demasiado frecuentes en veterinaria, pero cuando ocurren, por algún atropello, caída, etc, es muy importante actuar rápido si queremos tener alguna posibilidad de que el animal no quede paralítico.
El caso que nos ocupa es un yorky de 3 kg atropellado con una fractura en la vértebra lumbar 6, que produce una luxación de la columna en la L7. En el momento de presentarse en consulta, el animal no presentaba sensibilidad profunda, pero sí algún otro reflejo. El pronóstico en este caso es muy reservado, y hay que actuar muy rápido si queremos que pueda volver a caminar. Se supone que la médula termina en la L5,con lo cual, sólo tendríamos afectadas las raíces nerviosas, como la del ciático o la del pudendo

pre

Nos decidimos a operarlo y empezamos la operación haciendo un abordaje dorsal a la columna y separando los músculos que se insertan a las apófisis vertebrales, una vez localizada la fractura, reducimos la vértebra luxada, al hacerlo, se ve perfectamente cómo el cono medular o las raíces nerviosas se estiran un poco pero se mantiene sin romperse.

1

Para estabilizar esta fractura, usamos unas placas especiales de osteosíntesis, las SOP, que tienen la peculariedad de ser de bloqueo, es decir, que el tornillo se enrosca en el hueso y también en la placa, y da mucha más estabilidad. Además, nos permiten ser moldeadas en cualquier dirección espacial para que se adapte mejor al hueso, y no tienen porqué estar pegadas al hueso para mantener la estabilidad del sistema.
En este caso la atornillamos a la L5, L6, L7 y sacro.

2

Cerramos por planos antes de pasar a la sala de rayos.

3

En las imágenes postquirúrgicas se ve que la reducción es bastante aceptable, teniendo en cuenta cómo estaba y el fragmento suelto que había.

4

5

Ahora sólo nos queda esperar y hacer fisioterapia con la esperanza de que el animal vuelva a caminar pronto.

Dr. Felipe de Frutos
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Hemilaminectomía para tratar una hernia discal en un perro. Intervertebral disc disease treated by a hemilaminetomy in a dog.

Uno de los problemas neurológicos más frecuentes en veterinaria es la aparición de hernias discales en determinados pacientes. Generalmente, son pacientes que tienen cierta predisposición a una degeneración temprana del disco intervertebral, lo cual provoca una ruptura del anillo fibroso y una extrusión del nucleo pulposo, saliendo una gran cantidad de material discal al espacio intramedular, provocando una compresión en la médula espinal, que dependiendo de la localización y la gravedad, provocará síntomas que van, desde el simple dolor, a que el animal se quede paralítico.
Las razas más comúnmente afectadas son el Bulldog francés, Teckel y Cocker.
Es muy importante en estos casos la rapidez con la que tratamos a estos animales, ya que cuanto antes sepamos donde está el problema y lo tratemos, más posibilidades tendremos de que el animal vuelva a caminar.
Lo primero es un buen diagnóstico y localización de la lesión, esto se hace con una buena exploración neurológica y unas determinadas pruebas de imagen, en nuestro caso, siempre hacemos una placas simples y después un TAC con contraste, que nos dice entre qué dos vértebras está la hernia y el lado de la lesión con una fiabilidad del 100%.
Copia de INFORME TINA TAC
Una vez que sabemos donde hay que operar, vamos al quirófano hacemos el abordaje, lo primero que buscamos es la apófisis articular entre las dos vértebras indicadas.

apofisis gubiagubia

Comemos esta apófisis con una pinza gubia y justo debajo empezamos el fresado. Con una fresa de alta revoloción vamos eliminando hueso de la lámina vertebral hasta que llegamos a la médula.
Éste es un momento crítico de la cirugía, ya que hay que tener mucho cuidado de no dañar la médula.

fresado primera parte
canal medular y material

Después utilizamos un intrumento especial para palpar debajo de la médula y empezar a sacar todo el material discal extruido. En la siguiente imagen se ve la hemilaminectomía terminada y la médula espinal sin comprimir al fondo, de color blanco.

hemilaminectomia

Una vez que hemos sacado todo el material herniado, cerramos la musculatura por planos y la piel.
El tiempo de recuperación varía muchísimo entre pacientes, ya que depende del grado de afectación que haya antes de operar, pero, por lo general, es una cirugía muy agradecida.
Dr. Felipe de Frutos
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de La Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →