Blog

Aviso: El contenido de este blog puede herir la sensibilidad del usuario

Posts Tagged traumatología veterinaria

2 casos de facturas proximales de tibia en cachorros en crecimiento.

Las fracturas en cachorros en crecimiento tienen la complicación de que existen líneas de crecimiento en los hueso que deben de ser respetadas, si no, se provocaría un crecimiento anómalo al cerrarse prematuramente alguna de ellas.

En esta entrada, presento dos casos muy parecidos y que no son muy comunes, fracturas de tibia proximal pero sin llegar a las fisis de crecimiento, en perros, además, muy chiquititos. Como se ve en las radiografías:


Caso 1


Caso 2

Lo ideal, es estabilizar con mucha rigidez estas fracturas, para que se produzca lo antes posible una unión del hueso y que el perrito crezca sin problemas, para ellos utilizamos en los dos casos dos placas en forma de trébol, para tornillos de 2 mm de grosor, que permiten poner tres tornillos en la parte proximal, que es en donde menos espacio hay, y así dejarla fractura lo más estable posible, sin invadir las líneas de crecimiento.

 

Caso 1

 

Caso 2

 

La reducción de ambas fracturas es excelente y los tornillos no tocan las fisis, aunque en un caso se quedan  muy cerca y puede dar la sensación de que la cruza en una proyección, pero en la lateral se ve que no.

Caso 1

Caso 2

El resultado final en ambos casos es excelente y se desarrollaron con normalidad. Con lo que deducimos, que la fijación interna rígida con placa en forma de trébol, es un excelente método de resolución de este tipo de fracturas, aunque puede haber otros igualmente válidos.

Dr. Felipe de Frutos.

Clínica Veterinario El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura distal de tibia en un gatito.

Caso complejo de una fractura de tibia en un gatito, con la complicación de que la fractura es muy distal y oblicua, lo cual nos va a obligar a utilizar implantes especiales para dejarlo perfecto.

Las radiografías previas nos muestran claramente cual es el problema.

Lo primero que hacemos es comprobar cuántos tornillos podemos poner en el fragmento distal sin entrar en la articulación. Tenemos muy poquito espacio.

Para aportar más estabilidad ponemos un tornillo a compresión interfragmentaria entre los dos fragmentos de la fractura.

Para estabilizar la fractura, usamos una placa Beta para fracturas distales con tornillos bloqueados. esta placa nos va a permitir poner un tornillo no bloqueado, el más distal, el cual podemos orientar para que no entre en la articulación, y otro tornillo bloqueado, más cercano a la fractura, que nos aporta mucha estabilidad y soporte.

Los tornillos proximales son una combinación de no bloqueados con bloqueados.

El resultado final es muy bueno y nos permite que el gato empiece a apoyar muy pronto y hemos resuelto el problema de la falta de espacio utilizando un implante especializado para este tipo de fracturas.

Dr. Felipe de Frutos. Clínica Veterinaria El Parque.

Talavera de la Reina

 

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Congreso AMVAC sobre Traumatología y Neurología Veterinaria

Congreso AMVAC sobre Traumatología y Neurología Veterinaria

Nuestros veterinarios Felipe de Frutos y Teresa Pereira han asistido en Madrid a la edición número 34 del Congreso de AMVAC, Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, que en esta ocasión ha abordado la temática de la Medicina y Cirugía del sistema muscoesquelético y sistema nervioso de nuestras mascotas.

Nuestros veterinarios han participado activamente en este encuentro profesional, aprendiendo muchas cosas interesantes sobre traumatología y neurología.

La formación continua es importantísima en nuestra profesión para mantenernos actualizados por nuestros pacientes.

Posted in: Noticias

Leave a Comment (0) →

Fractura distal de cúbito y radio en un pointer, resuelto con una placa en forma de trébol.

Fractura distal de cúbito y radio en un pointer, resuelto con una placa en forma de trébol.

En los perros de caza son muy frecuentes las fractura de cúbito y radio debido a su fisionomía y a las enormes fuerzas que realizan cuando corren por el campo, cualquier mal gesto puede hacer que se rompan estos huesos.
En el siguiente caso, vemos una fractura de este tipo, con la peculariedad de que se trata de una fractura muy distal, es decir, muy cerca de la articulación, y que además, el fragmento distal está fracturado, a su vez en longitudinal, generando una fractura con múltiples fragmentos, lo cual dificulta su resolución. Como se ve en la radiografía.

JARAPOST001

JARAPOST002

En estos casos, realizar una artrodesis de carpo puede ser una buena opción, pero decidimos intentar la resolución de la fractura sin dañar la articulación.
Para ello, reducimos temporalmente los fragmentos con una aguja y aplicamos una placa en forma de trébol con dos tornillos en el fragmento distal que también hacen de sujeción para el fragmento ventral de la fractura.

20130615_192619

20130615_192611

JARAPOST004

JARAPOST003

De esta forma la articulación queda intacta y la funcionalidad del perro muy buena. Por si acaso, protegemos la resolución con una vendaje y férula un par de semanas.

A los dos meses, la perra hace vida normal, y la dormimos para retirar la aguja y realizar radiografías de control.
Parece que la fractura ha soldado, a pesar de que se ha colapsado ligeramente, lo cual no parece un problema para el animal.

JARA2meses

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria el Parque. Talavera de la Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Felipe de Frutos, ponente destacado de Traumatología en el Congreso Gevo

Felipe de Frutos, ponente destacado de Traumatología en el Congreso Gevo

Felipe de Frutos, veterinario traumatólogo de la Clínica Veterinaria ‘El Parque’ de Talavera de la Reina, ha participado como ponente de comunicación libre en la XVI edición del Congreso de Traumatología Gevo, el más importante a nivel nacional, organizado por AVEPA, la Asociación de Veterinarios Españoles especialistas en Pequeños Animales.

El veterinario De Frutos fue el encargado de impartir la conferencia ‘Reparación de diferentes fracturas utilizando placas de bloqueo tipo SOP’, una técnica en la que es especialista y que desarrolla en su clínica. En este sentido, la ponencia giró en torno a las ventajas y los inconvenientes de este tipo de operación traumatológica según la propia experiencia del profesional talaverano.
El XVI Congreso de Traumatología Gevo se celebró del 4 al 7 de mayo en el parador de Baiona (Galicia) con la asistencia de más de 200 profesionales veterinarios.
Felipe de Frutos es Licenciado en Veterinaria por la Universidad de Extremadura, miembro del Grupo de Trabajo de especialistas veterinarios en Ortopedia de AVEPA, especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica por la Universidad Complutense de Madrid, además de contar con un Master en clónica de pequeños animales por la Universidad de Santiago de Compostela.

Posted in: Noticias

Leave a Comment (0) →

Fractura de cúbito y radio. Resolución con placa tipo SOP

Aunque sea una cirugía bastante rutinaria, las fracturas de cúbito y radio a veces se pueden complicar por el pequeño tamaño del fragmento más distal, es decir, el que está más cerca de la articulación de la muñeca.
Este caso es de un cocker bastante nervioso, donde teníamos muy poco espacio en este fragmento, y era fundamental que la estabilización de la fractura fuera lo más rígida posible.

CHARLY20000

CHARLY20001

Visto intraquirúrgicamente, decidimos utilizar una placa de bloqueo tipo SOP, que nos permite poner dos tornillos en el fragmento distal, pero que al estar anclados, o bloqueados, en la placa, hace que la estabilidad sea mayor que si ponemos más tornillos más pequeños, pero en una placa normal sin bloquear.

DSC_1024

El resultado final es perfecto, con una reducción impecable, que permitió que el animal empezara a utilizar la extremidad desde el día siguiente a la cirugía.

CHARLYPOST0001

CHARLYPOST0000

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura de húmero en una perra labrador. Placa con tornillos.

Se nos remite el caso de una perra de raza labrador de 12 años con una fractura de húmero producida hace 2 días.

MILA0002

Por ser un animal mayor, tomamos las radiografías de la otra extremidad para comparar con la fracturada, a ver si tenemos alguna imagen que pueda ser compatible con un tumor óseo, muy comunes en este hueso.

MILA0001

Le hacemos una analítica básica para descartar tumor por otro medios (Fosfatasa lacalina, calcio y fósforo OK, hemograma perfecto) y no vemos nada que nos indique indicios de tumor.

Visto todo esto, decidimos operar a la perra mediante la aplicación de una placa con tornillos.
Le hacemos un abordaje craneolateral al húmero, con cuidado de respetar el nervio radial, que cruza el hueso en la parte distal del mismo, aquí podéis ver la fractura.

DSC_0853

Para facilitar la reducción, utilizamos primero una aguja centro medular y unas bridas estériles de nylon para reducir temporalmente la fractura. gracias a esto, podemos moldear y aplicar la placa correctamente.

DSC_0855

Una vez terminada la cirugía, hacemos las placas de control, para ver que todo haya salido perfectamente, podéis ver aquí, la dificultad de moldear la placa en este hueso, ya que tiene que quedar perfecta para que no haya problemas. Hemos dejado algunos agujeros sin poner, ya que coincidían con la línea de la fractura, al dejar varios, la placa tiene cierta “elasticidad” y hace que sea más difícil un fracaso de la cirugía.

MILAPOST0000

MILAPOST0001

Dr, Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

Fractura patológica de tibia con contractura de músculos gastronemios y tendón de aquiles.

Posiblemente el reto quirúrgico más espectacular que hayamos operado nunca en la clínica. Es un caso largo que requirió 4 cirugías en 5 meses de trabajo, pero era un caso muy especial. Vamos a tratar de resumir:
Llega a consulta una perra mestizo de caza, de un año de edad, que ha sido operada varias veces, en otro centro, de una fractura de tibia, que ha tenido varias complicaciones, a nosotros nos llega sin apoyo de la extremidad y una contractura que no le deja doblar el tarso para apoyar la planta de los dedos, os pongo un vídeo para que os hagáis una idea de lo que era:

Ésto que veis, es lo máximo que puede llegar a flexionar la pata.

principio

Al hacerle radiografía, vemos que tiene una placa con tornillos en la tibia, pero muy poco hueso, además, la placa se ve a través de la piel, por lo que es necesario quitarla.

LAIKA1

LAIKA2

La primera cirugía consiste en quitar esa placa, para preparar el hueso y hacer una artrodesis en la articulación en una segunda cirugía.

La placa sale sin dificultad, pero al día siguiente, debido a que el hueso estaba sobreprotegido por la placa y muy débil, se parte la tibia, lo que cambia el planteamiento de la siguiente cirugía.

laika3

LAIKA4

Segunda cirugía: Consta de varias partes, en un primer tiempo, tenemos que hacer un alargamiento del tendón de Aquiles, para que la articulación pueda doblarse en un grado normal.
La segunda parte consiste en reparar la fractura de tibia y hacer la artrodesis, o fusión de la articulación en un mismo tiempo.
Para ello utilizamos una placa especial hecha a medida, con la forma de la pata y que nos permite operar todo de una vez.

1

Para que el hueso suelde mejor, aplicamos en la fractura un producto, llamado Truscient, que son unas proteínas recombinantes que ayudan al hueso a soldar más rápido y mejor:

2

Antes de cerrar, suturamos de nuevo el tendón de Aquiles, pero ahora un poco más largo.

3

Éste es el resultado final de la segunda cirugía.

LAYKA6

LAYKA5

La perra empieza a apoyar bastante pronto, pero surge otro problema, debido a la contractura crónica que ya sufría, los tendones flexores de los dedos no permiten que apoye con la palma de los dedos, sino con el dorso, produciendo heridas y dolor.

4

Así que nos vemos obligados a hacer una tercera cirugía, en la cual, lo que hacemos, es cortar todos los tendones flexores de los dedos, lo que permite que los dedos se puedan estirar y apoyar connormalidad.

6

7

Aquí podéis ver el resultado al final de la cirugía.

8

La perra empieza a apoyar mucho mejor, pero surge otra complicación, después de 2 meses, la piel se empieza a abrir y parte de la placa queda al aire, así que hay que retirar la placa, pero es muy pronto y se puede volver a partir el hueso, así que hacemos una cuarta cirugía, en la cual, cambiamos la placa por un fijador externo transarticular, que soporte la consolidación de la fractura y de la artrodesis al menos 6 semanas más.

2

3

Según va pasando el tiempo la perra va apoyando cada vez mejor, así que vamos retirando las agujas del fijador progresivamente:

laika al mes0000

fin

Hasta que llega un día, 5 meses después, que retiramos todos los implantes del hueso y la perra empieza a caminar utilizando las cuatro patas de forma bastante normal, como podéis ver en el siguiente vídeo:

Agradecer a los propietarios la paciencia y su colaboración en este caso, y le deseamos que, a partir de ahora, la perrita tenga una buena y larga vida.

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

No unión de proceso ancóneo, retirada del proceso.

Siguiendo el hilo de la anterior entrada, vamos a seguir hablando de esta patología. Si bien el caso anterior la evolución para el paciente fue perfecta, ya que se salvó la articulación para el resto de la vida del animal, hay veces que no tenemos esa suerte. Ya que cuando se presenta el paciente en consulta, es demasiado tarde para intentar una fijación con un tornillo.
Si nos llega un paciente que ya no responde al tratamiento médico y tiene dolor y mucha cojera, como cirugía paliativa se puede extraer el proceso ancóneo para evitar dolor y molestias, y el paciente mejorará de forma temporal, y le aliviaremos el dolor. Os pongo algunas radiografías para ver algunos procesos con una no unión antigua, imposible de fijar:

ancóneonounido1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

LUCA001 codo izdo 20 enero

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En todos estos casos, la mejor opción, si el perro cojea, es la retirada del fragmento. Comentar también, que el pronóstico y el resultado será mejor cuanto más joven sea el animal al que se lo hagamos.

Para la cirugía, se realiza un abordaje lateral al codo, incidiendo el músculo ancóneo hasta que podamos visualizar el fragmento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez visualizado, hay que movilizar el fragmento, ya que suele haber una fina capa de fibrocartílago que hace que no se desprenda con facilidad, para ello hay que usar desperiostizadores o pinzas de reducción de fragmentos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez retirado el fragmento, cerramos la articulación por capas y despertamos al animal de la anestesia.
La recuperación es muy variable, habrá perros que en dos días mejoren muy ostensiblemente y otros que tarden un poco más, pero a todos les habremos paliado un problema muy grave.

Igualmente, son pacientes que tendrán que seguir con un tratamiento médico toda su vida, en función del grado de artrosis que haya generado esta patología.

Dr. Felipe de Frutos.
Clínica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →

No unión de proceso ancóneo en un pastor alemán. Fijación con tornillo y osteotomía de cúbito proximal.

La no unión de proceso ancóneo o NUPA, es una patología de las que comprenden la llamada displasia de codo, junto con la fragmentación de coronoides, ocd de epicóndilo medial y la incongruencia articular. Es una patología frecuente en razas como el pastor alemán, el gran danés, mastines, y otras razas grandes.
Se trata de una patología muy difícil de tratar, ya que depende muchísimo de lo precoz que sea el diagnóstico, cuanto antes se vea, más posibilidades habrá de que el perro quede bien. Lo que ocurre, es que el proceso ancóneo del codo y el resto del hueso del cúbito se desarrollan de forma independiente, y cuando el animal tiene unos 5 meses, se tienen que unir, para formar el codo perfecto, si con 6 meses no está unido, ya no se unirá por sí solo a no ser que hagamos algo, y si no hacemos nada, quedará suelto dentro de la articulación, provocando dolor, inestabilidad, y con el tiempo, mucha artrosis y más dolor.
Como tratamiento existen varias posibilidades, que son:
Tratamiento conservador, que suele ser a base de Antiinflamatorios, condroprotectores, dieta, fisioterapia, natación, etc. Suele ser temporal y no da muy buenos resultados
Extracción del fragmento: cuando el perro ya ha superado los 8-9 meses de edad, y el fragmento ya se ha deformado y produce mucho dolor dentro de la articulación, al extraer el fragmento, le quitas el dolor y el perro mejora durante unos años.
Osteotomía de cúbito proximal, consiste en hacer un corte en el cúbito, para que el tendón del triceps se relaje y se prodizca la unión de forma natural, deben ser animales muy jóvenes, y no siempre funciona.
Fijación del proceso con tornillo y osteotomía, es muy importante seleccionar muy bien al paciente, deben tener como máximo 8 meses y que no exista deformidad en el proceso ancóneo. Es más compleja, porque hay que poner un tornillo de compresión interfragmetaria desde el proceso ancóneo hasta el cúbito. Además, se hace el corte en hueso para aliviar tensiones y que una mejor.

El caso que nos ocupa es el de un Pastor Alemán, de 6 meses, con cojera de su Extremidad anterior derecha, dolor a la manipulación y crepitación en la articulación del codo. Le hacemos radiografías de ambos codos y se ve muy claramente el problema, en la parte posterior del codo derecho se ve la no unión del ancóneo.

RAD1

RAD2

Al tratarse de un animal tan joven y sin cambios degenerativos, le planteamos su resolución con tornillo y corte del hueso.

En la cirugía, hacemos un abordaje, caudo lateral del codo y visualizamos el proceso ancóneo, parece que está unido, pero al tocarlo se mueve un poco.

1

El siguiente paso es hacer el primer agujero en el proceso ancóneo, que es el agujero piloto del tornillo, y a continuación seguimos taladrando con una broca más fina a través del proceso ancóneo hacia el cúbito, haciendo el agujero donde el tornillo roscará

2

3

Después, pasamos el tornillo, en este caso uno de titanio de 2.4 mm, que es más biocompatible, y lo apretamos hasta que se vea que empieza a comprimir la cabeza sobre el proceso y se queda éste bien fijo.

4

5

Por último hacemos la osteotomía o corte en el cúbito, siempre de manera oblicua, para que luego una mejor, cerramos y hacemos placas.

RAD3

Al mes, observamos que el proceso ancóneo está un poco más unido, y que el cúbito está en plena fase de osificación.

RAD4

A los cuatro meses, el perro camina perfectamente, y en las radiografías vemos que el proceso ancóneo está prácticamente unido y el cúbito soldado del todo. Además, el animal no tiene dolor ni crepitación en la articulación. Siendo el resultado final muy satisfactorio.

RAD5

Gracias a esta cirugía, hemos conseguido salvar una articulación muy importante en el perro, que, de no haberla hecho, le habríamos condenado a quedarse cojo toda la vida. Lo más importante fue la realización de un buen diagnóstico y muy precoz, lo que nos permitió utilizar la mejor alternativa para este paciente.

Dr. Felipe de Frutos
Clinica Veterinaria El Parque. Talavera de la Reina.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) →
Page 1 of 4 1234